"Potty Training": Consigue que tu cachorro vaya al baño en el lugar que quieres

¿Cuáles son los puntos clave para tener éxito en enseñarle a nuestro cachorro a ir al baño en el lugar que queremos?



Los que amamos a los perros conocemos la emoción de llevar un cachorro a la casa. Son irresistibles, queremos que se queden así por siempre, solo dan ganas de abrazarlos. Pero detrás de esa carita tierna, hay un montón de instintos que debemos educar para que la convivencia sea armoniosa.

Una de las principales conductas que preocupan y molestan a las personas es el tema de las necesidades biológicas del cachorro. Ellos no avisan para “ir al baño”, se hacen en los peores lugares (la alfombra de la sala, encima del zapato, etc), y la casa empieza a oler mal…

¡Es fácil frustrarse! pero debemos comprender que el cachorro no sabe dónde debe hacer sus necesidades. Está en nosotros enseñarle cuál es el lugar idóneo para hacerlo. A continuación, van detallados unos puntos clave sobre el entrenamiento de esfínteres, o llamado en inglés “potty training”. Estos tips podrán servirles para llevar este tema de una manera más ordenada y exitosa.

  • Un cachorro es un bebé, es totalmente normal que vaya al baño a cada rato. No se puede aguantar, es biológicamente imposible para su vejiga y esfínter aguantarse demasiado tiempo. Esto irá cambiando conforme va creciendo.

  • Debemos aplicar la regla de la supervisión; si a un bebé lo dejamos sin pañal, se hará pipí encima de su ropa. Lo mismo con el cachorro; si yo no lo superviso, irá al baño en donde él decida.

  • Hay tres momentos claves para estar pendientes de los cachorros: ellos hacen sus necesidades después de levantarse, después de comer y después de jugar. Calculen que duermen mucho, comen tres veces al día y juegan bastante. ¡Eso es igual a muchas ganas de ir al baño! Debemos estar atentos a estos momentos para adelantarnos y saber cuándo podría necesitar ir.

  • Cuando aprendamos a anticiparnos al cachorro, debemos llevarlo al lugar en donde queremos que haga sus necesidades. No podemos esperar que él vaya solo, el ‘spot’ lo asignamos nosotros (sea adentro de casa o en el patio). Carguemos al cachorro, llevémoslo y esperemos que haga sus necesidades. El éxito de este punto es que, apenas el cachorro vaya al baño, debemos premiarlo. Debemos marcar el momento con un premio.

  • Mientras más lo lleves al sitio indicado, más éxito tendrá y más lo premiarás. Mientras más lo premias, el cachorro asociará que ese es el lugar adecuado, no el resto de la casa.


⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Deja el periódico de lado. Si lo retas, no le estas enseñando dónde SI debe hacer. Más efectivo es supervisar, contener y llevarlo a sitio donde quieres que vaya al baño, premiándolo cuando lo hace bien. Si lo supervisamos con atención, podremos llevarlo al lugar indicado oportunamente.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Poco a poco tendremos un cachorro (y próximamente un perro adulto) que irá al baño en el lugar correcto sin necesidad de guiarlo. La clave es el compromiso y la paciencia. No se desesperen, esto toma sacrificios y cambios de rutina. Una vez logrado, ¡todos estarán felices en casa!

Melissa Vélez

Psicóloga Clínica & Entrenadora Canina

 

CONTACTO:

©Kiarame 2020